17 12 2011

Salinger quiso ser alguien al margen del prestigio y del poder. Como Robert Walser y el Doctor Pasavento, sólo conseguía respirar en las regiones inferiores, lejos de lo alto donde impera la fama. Por eso compartió el destino de ellos. En su caso, se retiró a ese espacio profundo del alma que da entrada hacia sí misma. Lugar de finita infinidad, como lo definiera la poeta Emily Dickinson.

Yo me he retirado a respirar a Mallorca donde espero realizar una obra más sabia.

 

 

Obra anterior al 2009     http://www.muntsdewebs.net/patriciariveras/

Anuncios